Ramen Bowls

Ramen Bowls_

Escribo este post desde una casita roja sueca.

En los últimos meses mi vida ha cambiado mucho. Renuncié a mi trabajo. Vendí, regalé y doné casi todas mis cosas, salvo por los libros que guardé en casa de mis padres y lo que pude traerme en una maleta de 22 kilos. Tobbe, Lasse y El Vikingo están conmigo en esta nueva aventura.

Hace dos meses que llegué a este país que me es tan familiar pero que no es el mío. He pensado en contar aquí todo lo que voy viviendo pero siempre encuentro un pretexto. Los dos más recientes: “No he terminado de editar el video de despedida de México” y “Ya no tengo editor”.

Probablemente nunca edite el video, que por cierto tiene partes muy emotivas, como cuando lloro al recibir la carta de aceptación en la escuela de cerámica en la que estudio (prometo contar bien esta historia), o cuando brinco de alegría al cruzar por la puerta de mi trabajo por última vez.

En cuanto a mi editor, resulta que ahora tiene un trabajo muy absorbente e ignora los textos que le envío para corrección. Mi inglés es muy bueno, aquí es donde presumo que estudié una maestría en inglés, pero algunas veces necesito que alguien ponga en orden y cuestione mis ideas. Volveré a escribir en español, al menos hasta que mi editor se apiade de mi.

Me es importante volver a publicar en este espacio de manera regular porque quiero compartir y recordar esta nueva etapa de mi vida. Hay que celebrar los nuevos inicios y las reinvenciones. Porque si algo no te gusta de tu vida, lo único que puedes y debes hacer es cambiarlo.

“We are always in the position of beginning again” — Michel Foucault

Brindemos por los nuevos inicios. ¡Qué vengan siempre!

Loading Facebook Comments ...

Post your thoughts