La importancia de intentar cosas nuevas

leksand
Dice mi mamá que desde chiquita me gustaba descubrir cosas nuevas. Dice que era yo la que le pedía que me inscribiera a cursos vespertinos de lo que fuera.

Yo no me acuerdo muy bien.

Lo que sé es que desde siempre he intentado cosas nuevas. Encuentro un placer enorme al intentar algo por primera vez. Al descubrir lo mala que puedo ser al principio y el ponerme el reto de mejorar. El sentimiento de progresar es el más bonito.

Me gusta coleccionar habilidades. A veces no sabes para que te servirán o si algún día las utilizarás, pero sabes que las tienes, que son parte de ti y de tu personalidad. Sabes que te acompañarán en tu camino. Sabes que enriquecen tu vida.

Cuando inicias algo nuevo, una actividad, un hábito, un proyecto, una relación, un nuevo trabajo o una nueva carrera te adentras a un mundo desconocido y aunque suene a cliché, a un mundo lleno de posibilidades.

El año pasado estaba pasando por un momento extraño en mi vida profesional. Mi trabajo favorito ya no lo era tanto. Me empecé a sentir estancada y ansiaba hacer algo más creativo. Sabía que de 8 a 5 tendría que seguir la misma rutina de siempre, pero después de las 5 y los fines de semana el mundo era mío. Tenía que hacer algo creativo con esas horas pero no sabía que.

Me pusé a analizar que me haría feliz y en mi evaluación la frase “hacer algo con las manos” fue la ganadora. ¿Qué actividad podría ser la ideal para usar mis manos, despegarme del celular y desconectarme por completo? Hacer cerámica, ¡BINGO!

Encontré un taller muy cerca de mi casa y me registré para ir todos los sábados. Desde el día uno quedé enamorada. Obviamente porque todo me salía mal, pero yo sabía que me podía salir bien, solo era cosa de tratar y tratar y tratar. Después del primer mes supe que quería ir más días y decidí tomar clases por las tardes y los sábados, luego, gracias a que mi maestra es la mejor del mundo, también tomaba clases los domingos.

Luego sin saberlo estaba aplicando a una escuela de cerámica en Suecia. De repente esa cosa nueva que probé el año pasado cambió mi vida.

No sé muy bien a donde voy, pero sé que nunca le he tenido miedo a probar cosas nuevas. Porque lo único que puede pasar es que adquiera nuevas habilidades, experiencias y que mi vida se vuelva más vida y menos rutina.

¿Cuándo fue la última vez que intentaste hacer algo nuevo? ¿A dónde te llevó? ¿Te dio miedo? A mi siempre me da, pero miedo del bueno, del que se convierte en fuego y te hace sacar lo mejor de ti.

Intenta cosas nuevas poco a poco, chiquitas, grandotas, todo vale. Abre ese blog que tanto has pensado, toma esa clase, aprende ese idioma, haz ese viaje tu solo. Si buscas una señal, esta es.

“A mind that is stretched by a new experience can never go back to its old dimensions”
— Oliver Wendell Holmes, Jr.

Loading Facebook Comments ...

Post your thoughts